3.11.14


dos montañas con iglesia

el eucalipto de berilo que te vertebra
y se sacude para hacer tu regalado vientre en curva

el volcán que te late y
llega a tus costillas que me saben lava añil

una lengua turquesa que se escapa de los dientes de papel
insultando y gritando
y al pasar vuela con tu aire cien millones de aquenios
que saltan de los ocelos, de tus salas de espejos

dos montañas con iglesia 


lo veo en lo negro cuando cierro los párpados
y bajo a buscarte