27.11.14

dónde



es rojo para que camine más rápido
en un signo de ardor
un estigma, en el poro del pezón sale un pelo en llamas 

hay que hablar, llevo callada
aún no sé

es rojo para despertarse flotando en la estela 
sin conocer el precipicio y la cascada de miedo

voy en horizontal para concentrarme
por debajo está todo el país
un dormitorio, un volcán con una casa
un agujero para dormir
escondo mis cosas y lloro porque no salgo en Maps
nadie puede encontrarme si no sé donde

13.11.14


bajo tu voz hasta el silencio
mirándote sin los contenidos
que me distraen

y veo esa piel
tus labios me dan saliva de viento frío
me terso para que me cortes

no hay soldados de pelo
hay caracoles preciosos babeando tu frente
haciéndome el desliz gracias a
te recorro haciendo espuma

no creo que haya nadie más

viajo
levantas la voz
me río
y nos subes a las claves del secreto


11.11.14


Tarzán que gritas sobre la montaña de un muerto
Tarzán hambriento, loco desesperado, cristales hilados

poeta inculto, poesía íntima
sonrisa de sorpresa ante el dolor
trueno de pulla que mata

pecho blanco de pezón negro
sentimiento de campo artificial
para las rodillas del mártir

entre chopos vuelcas un vaso de leche
para la espuma de mar

los patos, los chopos
la sábana húmeda de nube que continúa un suelo inerte

despierta


"guerra fría"


 tu nombre de pez
sobre mi piel de escamas

vuelta al pétalo lechoso, rosáceo y cerezo
que curva el tiempo, rompiéndome su gesto
una ballena del Mar Universo
cayendo a la sal, pétalo
incandescente al cortar

larga, tumbas largueza en la tumbona  
hace virginidad en mi lugar
te dejas hundida en agua clara

perchada a tus Aquiles y codos
arrastrada en capa de piernas a suelo
quiero despertar mi cura

ríos iluminados que te calientan
pasos, pasitos, saltos y vueltas
mis seis corazones con tus giros
conociendo todas nuestras muertes

3.11.14


dos montañas con iglesia

el eucalipto de berilo que te vertebra
y se sacude para hacer tu regalado vientre en curva

el volcán que te late y
llega a tus costillas que me saben lava añil

una lengua turquesa que se escapa de los dientes de papel
insultando y gritando
y al pasar vuela con tu aire cien millones de aquenios
que saltan de los ocelos, de tus salas de espejos

dos montañas con iglesia 


lo veo en lo negro cuando cierro los párpados
y bajo a buscarte