29.12.14



El Rechazo.

Un cilindro de pared de agua
yo dentro
hielo de viento en los hombros y trapecios
... reverencia.









4.12.14

no casa



1º-S


en una memoria grande caben las líneas de la ciudad
caben sesenta y muerte gestos de belleza y uno de pena
gigantes de baldosa en pasos largos y cuerpos casa
llove*


2º-S


cielos blancos y edificios de color azul
gusanos oscuros llenos de patas con ojos
entrando en caracolas circulares
vistas a muchos pero a ti no te veo
conozco imágenes
escucho tendales
caen 6 nubes al patio interior, un túnel
de las hojas, árboles y sol... yo paseo

(la vi 1 vez)




me duermo de día y aún veo
su gaznate de avestruz
hablándole al cine

labios con capucha roja
la vena de sentir fuerte la voz
esos huesos debajo de esa manta
que envuelve unos nudillos rotos

oigo sus ofensas

las piedras de sus pómulos, frotándose
sé que está viva pero
mi horror la ve resucitando su odio superviviente
mientras muere escondiendo

aquellos lazos rosas que le envolvían la cabeza
se suavizan, se suavizan
como telas perfectas 

ahí, una belleza sólida, en la unión rota

humo delante de lo duro
sus puertas cerradas para no percibirlas


1.12.14

(cuando Noelle-Neumann
 no me habló de los Generalísimos del Miedo en el Silencio)
algo conoce el método
para manipular la sensibilidad
ese rasgo de incertidumbre que no veo
sabe donde duele el rechazo

es más líder por ser menos humano
un punto
los vencidos son de silencio
porque controla la victoria
el miedo espiral, el miedo del mute

en algunos
la duda nos hace saber de qué vive

27.11.14

dónde



es rojo para que camine más rápido
en un signo de ardor
un estigma, en el poro del pezón sale un pelo en llamas 

hay que hablar, llevo callada
aún no sé

es rojo para despertarse flotando en la estela 
sin conocer el precipicio y la cascada de miedo

voy en horizontal para concentrarme
por debajo está todo el país
un dormitorio, un volcán con una casa
un agujero para dormir
escondo mis cosas y lloro porque no salgo en Maps
nadie puede encontrarme si no sé donde

13.11.14


bajo tu voz hasta el silencio
mirándote sin los contenidos
que me distraen

y veo esa piel
tus labios me dan saliva de viento frío
me terso para que me cortes

no hay soldados de pelo
hay caracoles preciosos babeando tu frente
haciéndome el desliz gracias a
te recorro haciendo espuma

no creo que haya nadie más

viajo
levantas la voz
me río
y nos subes a las claves del secreto


11.11.14


Tarzán que gritas sobre la montaña de un muerto
Tarzán hambriento, loco desesperado, cristales hilados

poeta inculto, poesía íntima
sonrisa de sorpresa ante el dolor
trueno de pulla que mata

pecho blanco de pezón negro
sentimiento de campo artificial
para las rodillas del mártir

entre chopos vuelcas un vaso de leche
para la espuma de mar

los patos, los chopos
la sábana húmeda de nube que continúa un suelo inerte

despierta


"guerra fría"


 tu nombre de pez
sobre mi piel de escamas

vuelta al pétalo lechoso, rosáceo y cerezo
que curva el tiempo, rompiéndome su gesto
una ballena del Mar Universo
cayendo a la sal, pétalo
incandescente al cortar

larga, tumbas largueza en la tumbona  
hace virginidad en mi lugar
te dejas hundida en agua clara

perchada a tus Aquiles y codos
arrastrada en capa de piernas a suelo
quiero despertar mi cura

ríos iluminados que te calientan
pasos, pasitos, saltos y vueltas
mis seis corazones con tus giros
conociendo todas nuestras muertes

3.11.14


dos montañas con iglesia

el eucalipto de berilo que te vertebra
y se sacude para hacer tu regalado vientre en curva

el volcán que te late y
llega a tus costillas que me saben lava añil

una lengua turquesa que se escapa de los dientes de papel
insultando y gritando
y al pasar vuela con tu aire cien millones de aquenios
que saltan de los ocelos, de tus salas de espejos

dos montañas con iglesia 


lo veo en lo negro cuando cierro los párpados
y bajo a buscarte


30.10.14

los hilos negros del mármol


me sujeto como un mono
a una pared enorme de consejos
trémula abatida
sé que tiembla el cemento
te escucho
aunque puedas sepultarme bajo tu losa de antigüedad

conozco el cariño de la sabiduría
han sido tus grietas de cara
llenas de musgo de hilo blanco
las que me han llevado a aspirar

y ahora aspiro ser un capricho del entendimiento
un personaje de mi literatura
las hojas que han caído sobre tu tumba

sujetas la rosa que encerré antes de que te sellarán
y la ira me enciende recordando
a aquel cura que no hablaba de ti
pero te sujetaba a la piedra

tus dos fosos grises de imágenes
tus pantallas de cine
para darme de beber
aquella poesía de la mirada que no habla
pero dice: hazte mujer

28.10.14




(este rato
mato tu significado
en su línea de eternidad
y no te escribo
porque escribir sobre ti
significa muchas cosas)





Culto a la fantasía


se mancha
se araña las garras
en la uña una recta blanca
que gemía 

tú, fantasía, que es sueño
quédate dentro
para hacerle el amor

hace dos casitas
asco y para la excitación
"lléname todos los agujeros"

le pone cara de asqueroso
no puede ser mujer

deja que su sueño la viole
la mate
mientras ella le canta el amor

hacerle al cadáver el culto al cuerpo
tomar la asquerosidad sexual
engendrando el placer de verdad


"Llevaban a cabo esta violencia de un modo explícito, pero en el ámbito de la realidad eran reprimidos, si bien con dificultad: “¡No sólo sentía junto a mí el constante soplo del peligro, sino que llegaba al borde de cometer un crimen!” (Dalí, 1981/1942, p. 257). El primer encuentro amoroso con Gala Éluard (relatado por Dalí, pero nunca por ella) fue un gran shock para el joven pintor, porque la mujer le expresó, rotundamente, su deseo de que Dalí la matara. Con sus palabras, Gala estaba dando voz a los más secretos deseos de él (Dalí 1981/1942, pp. 260-262). La situación se encuentra a caballo, perversamente, entre los mundos de la omnipotencia y de la prueba de realidad, y permite una lectura en la que los amantes se convierten mutuamente en sus propios objetos transicionales. Por una parte, al dejarla vivir, Dalí estaba permitiendo que el objeto (Gala) existiera en el mundo real. E, inversamente, al decir lo innombrable, Gala estaba haciéndole saber que podía leer los secretos de su mente, y, revelándolos, mostrar su omnipotencia sobre su objeto de amor, Dalí."

él, del tren



te cierro para que quepas
como inmenso en mi único
pequeño y estrecho pasillo

te abro las puertas
para que no
mientras quieres llegar
al fondo

busco encontrarte
en cada ojo que
me hace sentirme menor



 

20.10.14

periodismo




                                                  veo a todos
                                                  los del metro
                                                  y
                                                  los pienso
                                                 como receptores
                                                 de mi noticia








                                                los abedules se cogen de las ramas
                                                se miran
                                                posan cada uno sus cinco hojas
                                                sobre mi resignación

                                                hacen un arco
                                                y ando
                                                sólo se abren cuando doy un paso
                                                para que no vea el final










                                                                Le pido perdón a la belleza



                                 ella sonríe
                                 me acepta
                                 y espera
                                que la vuelva a entender













11.10.14






desnuda
te veo la cara reflejada en la gota
de saliva que se me ha caído en la pierna
al lado de












8.10.14


no me mira desde la parte que conozco un diseño nuevo de seguridad un cuerpo encogido para escaparse arrodillada me mira hace fuerza no la puedo tocar empieza a crecer abre los brazos, mira al cielo se hace grande y se escapa riéndose entonces una placa de hierro
se me posa en la espalda y me tumba
enroscándome como un calamar ruedo por la acera mirando a los demás me tienen una pena
salto un bordillo
y caigo abierta sin enrollar tú ya escapaste segura
yo soy una estrella de mar ya me tengo que regenerar

25.9.14

23 spt


si la predilecta es la decisiva, la línea final es exclusiva
elitismo desmedido

los árboles ya no pueden darme aire silencioso
ni hay amor escondido entre las raíces
perforo un hueco que ya encontré antes
ni más grande ni más hondo
sólo clavo por clavo en columna de escalera al cielo
trepando siguen mis princesas descalzándose 
en los sombreros de cada escalón 

trepad gatas, osas, serpientes, aves
espero a los peces que sequen mi dolor
le veía las alas mientras gateaba gruñendo como un reptil disecado 
le veía las alas
le veía las alas 


Morimos el mismo día que Neruda

24.9.14



empiezo diciéndote para preguntarte
que si la humedad hace que te desconozca
porque las gotas caen en el agujero
como tú nadando en el charco de nuestro insomnio

ahora con el rododendro que he pensado
sé que no puede ser otra que tú
la que comparta conmigo su nacer
y su muerte en invierno
para resguardarnos solas con él

no dejes que pierda la imagen
del ladrillo rojo mojado
mientras te vierto escultura
encima de la base

todo está calado
calor, frío, hojas
amor bicéfalo
cabeza a cabeza

no hay nada que me importe
si no el rayo que recorre
                tu garganta para hacerme tuya
hay algo escondido
entre la séptima y la octava pestaña
de tu ojo derecho

si el viento recita la paz
aparece moviéndose el pellizco de brillo
allí, se esconde y me mira
busco en él y

labio a labio
tu mano primero y luego toda la piel

parece que atraes el clarear del cielo
al borde de tu párpado artesonado
encierras esa vela
y como mi nombre me acerco a prenderme
se abre el agujero en mí
para hacerte aire

que sigas aquí hasta que no haya nada
pero se quede el algo




18.5.14

La Culpa




casitas en el terreno de mi razón 

"La Casita."
casitas para los pecados que cometo
no tienen casa mis sentimientos 
la culpa siempre encerrada

en que tiene chimenea y

mientras pone su carne al fuego 
me hace oler su sobaco

rayos de ruido silenciarla

silencio a los sublevados
cállense

siguen llorando desnudos mis pensamientos

esperando a los latigazos de la ética 
la moral se alza, con su mirada brillante de gloria
puedo imaginarla
nací del bien y al bien vuelvo  

no las diferencio cuando me cogen de la mano

se acercan a mis cuerpos pues tengo varios
pero a ella la siento diferente en cada uno 






10.5.14

sensual besta camiñando de cú



xirafas cuxo colo quedábase trincado na miña gorxa
eran alaridos de besta
fala besta, f a l a
faime virxen 
desexo coitelos, besta
desexo dor
senon podes darme non me deas nada
non
só cousas e só dor

fálame besta, fálame de amor
que as túas palabras cheguen a miña pel morta
tanto fume sen cigarro
tanto amor sen cigarro
tanto sexo sen fume nin amor nin cigarro

maldita besta
ti non fodes, ti só falas de foder




3.5.14

El Tiempo Feliz


como un cable de hierro que me atraviesa el agujero

el frío

pisos subidos unos encima de otros

como mis amigos

cartulinas en el cielo

pegadas con blanco pegamento amontonado

y ventanas raídas por el humor negro


bailando sola, mientras 



31.3.14

Soporte



00
hay una cuerda
te sujeta la derecha y la izquierda de la cintura
cayendo en vertical
los movimientos están controlados
medidos con la cuerda
el vaivén es sólo mentiroso
y miente para todos

te queremos
oh
te queremos

empieza a fastidiarme

lo punzante de sus ojos en la cuerda
cómo me punzan... padres
me enfada sólo de pensarlo
y la sangre concentrada en las venas de sus pollas

pelea



3.1.14

de tal flor tal astilla

Di-fí-cil

Dentro de una  flor de pétalos amarillos
incubando una astilla

fugaz niña perdida
de tal flor tal astilla
astilla astillada

cuando el viento son voces
y las voces astillan
las flores son plácidas pero también torcidas

latiendo resquemores
como virutas de madera
te crean despacio

astillas a las demás flores
y te ayudan y te enroscas

deja
déjame
vale, vete

2.1.14

Vete a mendigar


Surca una luz azul una pared de mi estómago
sé que es azul porque está fría
y sé que es una luz porque es un destello fino
lo siento así 

pero tampoco te perdono

tú no me perdonas

Ni escribirte sin hechos puedo
y normal, porque se van a acabar todos
gracias a mí
es un buen día. 

No hace falta que te lo diga.