20.12.13

Llaman tres rinocerontes a la puerta de mi cielo [...]


Llaman tres rinocerontes a la puerta de mi cielo
dos los empujas
uno empuja solo

El más grande es sincero y verdadero, gris negro
Embiste rápido, y abre 

El más pequeño, cálido y atrayente, gris rosado
llama cantando y entra bailando
me enamoro

No hay mediano pero hay uno en el medio
al segundo lo empujabas, el primero es el libre
el tercero se resiste, y tú lo dañas

El primero, verdad
El segundo, amor
El tercero. El tercero. 

Rinoceronte arrinconado, al lado, del humano
Se aburre
Se aburre
Criando rinocerontes

El tercero es gris. Plata. Llora, mama. 
Le alumbro con el sol y parece que no nota. 
Así que es indiferente e indiferencia.