Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Un pobre sin ella

Es su forma, sus caricias en la espalda,                              las manos de espiga ¡a poblar campos amada! lo que enloquece al viento, al alma,  a aquel tipo de esquina hambriento, con la mirada rasgada ¡No, no era tuerto!  veía a su musa y explicaba,  yo tengo el poder de imaginarla,  pensaba un momento... lo tenía,  tiene ojos de faro e ilumina,  usa a los vagabundos en su pena,  vuela con un estilo lento,  posándose en la tapicería. Va desnuda y va vestida,  se pinta los labios de color arena,  brinca un poco con sentimiento, y se le alborota el liso muerto,                               empieza a correr la ironía  pasa de tristeza a vida,  como le gustaría verla, fuera de sus noches  y dentro de sus días.

Entonces os contaré,
     Oh aletargadas carantoñas         de tus ojos agua miel,            que me enamoré              y un candado dejé                   cerca del río pensativo                        inundando de niñas pijas                              y sus caras ñoñas                                   me colé en tu piel,                                        hice mi nido y volé,                                                 a buscar otros pies.